Zincum – Zinc – Materia médica

§ I.—Historia. El zinc metálico y el óxido de zinc son los únicos esperimentados y cuyos efectos son análogos, por lo cual solo nos ocuparémos de estas dos sustancias, reuiniéndolas bajo un mismo nombre.

Lea también: Zincum metallicum: debilidad, piernas inquietas

Creemos, sin embargo, que la accion de las diversas sales de zinc tienen analogías bastante exactas con las del metal y su óxido.

El óxido de zinc era el único que antes se usaba en la elefantiasis, la viruela, la coqueluche, el asma nervioso, la cardialgia crónica, el histerismo, la corea, la epilepsia, convulsiones parciales, oftalmía, úlceras fétidas, grietas en la piel, en los labios y en los pezones, en las escoriaciones de los niños y ciertas alteraciones de la vista.

El sulfato de zinc ha sido preferido para inyecciones en las gonorreas, y en fiebres nerviosas y eruptivas, palpitaciones, neuralgias, tétanos…..

Las preparaciones de zinc, en general, eran consideradas como antiespasmódicas y antiherpéticas y desecativas; pero las indicaciones simplemente nominales de las enfermedades para las que se preconizaban eran tan vagas, que se ha concluido por olvidarlas casi del todo, y por considerar al zinc como un antiespasmódico infiel.

§ II.—Efectos fisiológicos y terapéuticos.

Los efectos del zinc manifiestan sus propiedades positivas.

Su accion electiva sobre el sistema nervioso ganglionar no es dudosa; por ella se esplican las particularidades de sus efectos en el sistema nervioso de relacion y en la circulacion, y la misma demuestra su influencia en la piel y las mucosas.

Esta accion electiva del zinc es deprimente, casi hasta la abolicion del orgasmo fisiológico: la sensacion de frio penetra hasta los huesos, hay temblores violentos de todo el cuerpo, debilidad escesiva, repugnancia para el movimiento, insensibilidad; la sensacion de frio conduce á este estado por una exaltacion de la sensibilidad y de la contractilidad, y á pesar de que todos los síntomas tienen una tendencia asténica, es asimismo precedida por otros síntomas de irritacion sanguínea sin fijeza y con un carácter asténico y venoso.

Espondrémos los principales de estos síntomas al recorrer las diversas indicaciones de este medicamento:

1.º en algunas fiebres catarrales, en la encefalitis de los niños y en el hidrocéfalo despues de acónito y belladona, cuando predomina el estado nervioso, y en ese período inicial irritativo en el que la fiebre se manifiesta por horripilaciones, temblor de los miembros, calofríos con frio esterior y calor interior, sed, vómitos ó náuseas, orina abundante y clara, contraccion de las pupilas, sequedad de las superficies mucosas; en los síntomas de estincion de las fuerzas vitales ó de parálisis incipiente en el hidrocéfalo, la encefalitis, y en las fiebres exantemáticas de los niños en el último período;

2.º En ciertas afecciones pneumónicas, hepáticas, gástricas, uterinas, á consecuencia del eretismo que sobreviene despues de una convulsion, una neuralgia, un susto: en estas circunstancias se desenvuelve un estado nervioso general, una fiebre indeterminada ó nerviosa con calofríos y temblores; hay además, segun el sitio de la afeccion, opresion, tos, espectoracion sanguinolenta, sensacion de calor en el pecho, punzadas, palpitaciones, movimientos irregulares y sacudimientos del corazon; punzadas en los hipocondrios, tension y sensibilidad en la region hepática, meteorismo, estreñimiento, calor y latidos en el vientre, dolores cólicos, espulsion de gases, diarrea mucosa y aun sanguinolenta, sensibilidad escesiva de los órganos genitales, síntomas histéricos, sensacion quemante al orinar, orina sanguinolenta, presion y tension hipogástrica, lumbago;

Lea también: Zincum metallicum: debilidad, piernas inquietas

3.º En algunas flogoses subagudas de las mucosas, y en particular del ojo con rubicundez en las carúnculas; sequedad, dolores quemantes, escoriacion, supuracion en ellas; inflamacion á veces del borde de los párpados y flujo de mucosidades purulentas, oftalmías blenorrágicas que se combaten primeramente con medicamentos apropiados á la causa y á la agudeza, como el mercurio, la belladona, el sulfuro de cal, etc…., en las flogosis subagudas, en fin, de la uretra, de la vagina y del recto; con exudacion serosa, ó flujo mucoso-purulento, escozor, prurito, sensacion de escoriacion y de quemadura;

4.º En ciertas congestiones venosas del hipogastrio con várices, estreñimiento y síntomas de gastritis ó de enteritis crónica, hipocondría, nerviosidad y esa grande susceptibilidad moral; suelen presentarse vómitos ó hematuria; en la dismenorrea y retardacion de las reglas por una afeccion espasmódica, y en la metrorragia congestiva, ó por lo menos en la menstruacion escesiva y anticipada; en la disposicion al aborto por la misma causa de congestion ó de éstasis venoso y de várices internas; en las afecciones varicosas de los miembros inferiores, sabañones y rubicundeces irritativas de la piel de la nariz y de su mucosa con coriza seco y ozena;

5.º En las grietas del pezon y particularmente de las mucosas en los límites de la piel, en los labios, en las partes genitales, en la nariz, en los ángulos de los ojos; en algunos casos de prurito, sobre todo en las articulaciones, de impétigo crónico, de herpes secos con costras muy antiguas, y úlceras herpéticas y otras varias con bordes irritados, en las que se desarrollan granos ó pequeños forúnculos;

6.º En los dolores artríticos y reumáticos complicados con debilidad general y tumefaccion crónica de las articulaciones afectadas; en los dolores dislacerantes de los reumáticos, cuando se agravan con el calor y por el movimiento sobre todo, así como por la escitacion sanguínea que determina y se caracteriza por la hinchazon de las venas superficiales;

7.º En ciertos accesos espasmódicos histéricos, ó epilépticos, con gritos en su principio; pero mas bien en el estado habitual de irritabilidad de las personas así afectadas; en una especie de ninfomanía en mujeres recien paridas, procedente de una irritacion de los órganos genitales con diminucion de la secrecion láctea, y en la dismenorrea ó amenorrea resultantes del onanismo con irritacion de las partes esteriores de los órganos de la generacion;

8.º En la hipocondría acompañada de espasmos, de estremecimientos musculares, de sensibilidad general al aire libre que obliga á descansar, sueño agitado, desaliento é ideas de suicidio;

9.º En algunas parálisis aisladas, que se desenvuelven lentamente en medio de las grandes perturbaciones nerviosas ó á consecuencia de neuralgias repetidas, en un estado de consuncion y de debilidad muscular general; en la amaurosis que se desarrolla lentamente á consecuencia de padecimientos de este género ó artríticos.

Dósis.—Se le emplea como el grafito.

Las afecciones locales esteriores reclaman el uso del zinc al interior principalmente; pero será muy conveniente en inyecciones, lociones ó pomadas; y en estos casos, ya se esté usando el zinc ó su óxido al interior, se puede emplear sin dificultad el sulfato de zinc al esterior.

El uso esterno de las preparaciones de zinc exige grandes precauciones, porque á dósis grandes, suprime fácilmente irritaciones que su índole herpética hace rebeldes en sus cambios de formas, tanto esterior como interiormente, con gran detrimento de los enfermos que se creen curados de las referidas irritaciones en la vulva, en los párpados…, y solo han logrado trasformar esta ligera enfermedad en catarros, gastropatías y afecciones crónicas mas incómodas y frecuentemente graves.

Estas metástasis, lo decimos como de paso, consisten á veces en repercusiones peligrosas, repercusiones que tambien se observan con frecuencia por el uso de las aguas minerales sulfurosas, cuya accion, en personas herpéticas, es muy notable, y sin embargo, bastante desatendida por desgracia.

Visite nuestra sección “Materia medica de la homeopatía” – El rincón para los profesionales de la homeopatía.
Fuente: Tratado metódico y practico de materia médica y de terapéutica. Fundado en la ley de los semejantes. Por a. Espanet. Traducido al español por d. Pio hernandez y espeso. Médico homeópata. The Project Gutenberg.

Deja un comentario!

Be the First to Comment!

Notify of
wpDiscuz