Tratamiento para la tos ferina

La tos ferina se conoce también como pertussi,La tos ferina se conoce también como pertussi, tos convulsiva o coqueluche. La tos ferina es una enfermedad infecciosa y muy contagiosa causada por la bacteria Bordetella pertussis.

Es una enfermedad que afecta a las vías respiratorias altas. La tos ferina se caracteriza por una tos violenta y una respiración jadeante y convulsiva. La tos ferina se trasmite al toser y estornudar a través de las gotas que quedan en suspensión en el aire.

Los síntomas de la tos ferina se pueden agravar por una bronquitis o neumonía, especialmente en niños pequeños.

Síntomas de la tos ferina

Existe un primer periodo de incubación que dura entre tres a quince días y no hay síntomas.

A partir de la  la segunda semana después de la infestación aparecen los primeros síntomas. Los síntomas se asemejan a un resfriado común, con estornudos, fiebre, rinorrea y ojos rojos. En un segundo estadio aparece la tos violenta característica acompañada de vómitos.

La tos aparece en forma de accesos o episodios y con el sonido característico de la tos pertusoide al inspirar el paciente. La tos es más frecuente durante  la noche.

La tos es cada vez más intensa, convulsiva y dificulta la respiración. El paciente se vuelve cianótico. Con el tiempo los episodios de tos se van espaciando. Pueden aparecer una secreción de moco blanquecina y espesa.

Continua un periodo de convalecencia donde la tos desaparece.

Tratamiento homeopático para la tos ferina

La homeopatía es muy efectiva contra los síntomas de la tos ferina. Pero siempre bajo el control de un médico homeópata. Algunos de los medicamentos para tratar la tos ferina son:

Antimonium tartáricum: cuando entre acceso y acceso de tos hay un episodio de sueño.

Coccus cactis: cuando el moco es incoloro y espeso durante los accesos de tos.

Corallium rubrum: el niño está sofocado antes del acceso y su cara se vuelve cianótica o morada.

Drosera rotundifolia: cuando la tos se asemeja al canto del gallo o la nariz sangra durante el acceso.

Spongia tosta: cuando la tos se asemeja a un ladrido.

Ipeca: cuando hay náuseas o vómitos al final del acceso.

Podemos combinar varios de medicamentos dependiendo de los síntomas. La posología es de cinco gránulos de cada medicamento tres veces al día y preferentemente a una dilución de 9CH.

Foto: anjanettew algunos derechos reservados



Publicado en: Homeopatía

Leave a Reply

Be the First to Comment!

wpDiscuz