Sulfur el gran remedio de limpieza

schwefelSulfur es el gran remedio de limpieza de la Medicina Homeopática. Es un remedio de acción centrífuga, es decir que tiene tendencia a expulsar los transtornos hacia el exterior, de los órganos más internos hacia la piel, donde puede provocar picor, quemazón y calor.

No está de más recordar aquí que las sustancias azufradas tienen una acción descongestiva y desintoxicante importante a todos los niveles. Así la N-acetilcisteína es un eficaz mucolítico que se utiliza también en el tratamiento de la intoxicación por paracetamol, un fármaco potencialmente hepatotóxico.

Descongestivos y desintoxicantes

Del mismo modo los aminoácidos azufrados metionina y cisteína son utilizados por naturópatas y nutricionistas como descongestivos y desintoxicantes hepáticos cuando hay una sobrecarga de éste órgano por cualquier motivo: insuficiencia, tratamientos farmacológicos múltiples, alcoholismo, intoxicaciones y excesos alimentarios, infecciones…

Otra gran utilidad del azufre se da en la dermatología dónde champúes, lociones y cremas azufradas se utilizan para el tratamiento de psoriasis, dermatitis seborreica, caspa, etc. El Sulfur (azufre) homeopático mantiene todas estas propiedades y puede ser de gran utilidad en el tratamiento de todas las patologías citadas… y de muchas otras pues es un gran policresto (remedio con muchas indicaciones) de la Homeopatía.

Por la mañana muy fatigado

La persona susceptible de ser tratada con Sulfur suele tener una inercia y relajación de las fibras musculares y los tejidos, una disminución generalizada del tono y la vitalidad. Se levanta por la mañana muy fatigado casi no se tiene en pie, con vértigos al agacharse. A veces a primera hora tiene que levantarse por una diarrea urgente.

Tiene la piel como sucia, con frecuentes problemas de piel. La piel y el cabello están secos muchas veces. Tiene una gran aversión al agua y a lavarse. Sus problemas empeoran estando en pie y por el calor. Los orificios del organismo están enrojecidos. Los labios y la cara rojos, con sofocos de calor.

Hacia las once de la mañana tiene un vacío en el estómago, como un desfallecimiento y un ataque de hambre. El café y el alcohol le sientan mal. Tiene mucha sed y en general bebe mucho y come poco. Después de comer presenta gases con eructos y el abdomen hinchado y caliente. Puede tener estreñimiento con picor anal (se parece algo a Nux Vomica).

Un gran hablador

Es un gran hablador, domina muchos temas y tiene grandes ideas para arreglar todos los problemas, filosóficos incluso. Con cierta tendencia a discutir, algo pendenciero, pero calla a la mínima que le plantan cara.

Presenta una migraña periódica, semanal, mensual o con otra frecuencia, que cursa con enrojecimiento de los ojos y de otras partes del cuerpo (labios, orejas, punta de la lengua), ardores y picores.

Por la noche tiene accesos de estornudos y tos, con deseo de estar al aire libre o con las ventanas abiertas. Ya en la cama, durmiendo, le viene un ardor intenso en los pies con deseo de tenerlos destapados. El calor de la cama suele provocarle ardores y picores.

Sulfur – un gran remedio

Sulfur es el gran remedio de lo que en Homeopatía se denomina diatesis psórica o modo reaccional psórico.

Esta diátesis, la “psora” engloba aquellas enfermedades que aparecen periódicamente, que vienen y van, con episodios de agravación o crisis (psoriasis, eccemas, alergias, asma, migrañas, hemorroides, varices…), por contraposicion al modo reaccional sicótico o “sicosis”, que engloba las enfermedades que una vez instauradas se cronifican y se van agravando insidiosamente, de manera lenta y progresiva (cáncer, tuberculosis, sífilis, gonorrea…).

Es un concepto antiguo pero todavía de cierta utilidad, sobre todo a nivel de estudio. Es por ello que Sulfur se asocia y tiene utilidad en muchos procesos patológicos de tipo alérgico e inmunológico, tanto de la piel como del árbol respiratorio.

No es ocioso recordar que piel y pulmón proceden ambos del ectodermo del embrión, cosa que puede ayudar a explicar el hecho de que alergia y asma sean manifestaciones diferentes, en cuanto a nivel de  interiorización y gravedad (piel – pulmón), de una misma enfermedad causada por un alergeno.

Despejar el terreno

Muchos homeópatas utilizan Sulfur para “despejar el terreno”. Como gran desintoxicante y drenante que es, Sulfur limpia el organismo de la sintomatología más superficial o secundaria para dejar a la vista los principales síntomas de la enfermedad, que a veces quedan más ocultos.

Sulfur también sirve para estimular la capacidad de reacción del organismo cuando un remedio homeopático clásico, que parece bien indicado, no funciona. También puede ser utilizado al final de cualquier enfermedad aguda, como estimulante de la regeneración y recuperación del organismo.

Por otro lado Sulfur, comparte con otros productos medicinales azufrados, su gran capacidad de drenaje y desintoxicación, tanto del hígado como de la piel y de las vías respiratorias altas y bajas.

Lea también: Sulfur: el caos ordenado

Visite nuestra sección “Los 25 policrestos de la homeopatía”

Farmacia Germana

Jordi Lafarga

Especializados en Homeopatía, Fitoterapia, Dietética y Nutrición, Medicina Natural y Cosmética y Maquillaje personalizados.

Ronda Sant Pere, 15. 08010 Barcelona. Tlf. (+34) 93 3173938. Internet: farmaciagermana.com

Foto: Public Domain



Publicado en: Homeopatía, Policrestos

Leave a Reply

Be the First to Comment!

wpDiscuz