Staphysagria: la ira contenida

Staphysagria

Staphysagria responde bien en trastornos del comportamiento que tienen su origen en una rabia contenida o en una emoción fuerte, sobre todo una vejación o una frustración.

Son personas muy excitables y necesitan una fuga de escape para esta excitación. Si no lo consiguen, si esta excitación o sentimiento no lo expresan y  queda reprimido, entonces aparece la patología en el sujeto Staphysagria.

La mujer que responde a la tipología de Staphysagria es pasiva, dulce y resignada. Persona agradable, delicada, excitable, reservada, sus problemas personales los interioriza, no hay necesidad de molestar a nadie con ellos.

Es una mujer sumisa, incapaz de luchar por sus propios derechos. En cualquier disputa o imposición se subordina y sucumbe rápidamente, principalmente a los deseos de su marido.

El hombre es sensible, tímido y vulnerable en el plano amoroso, pero de apariencia varonil, de hombre duro.

El niño que responde bien al remedio Staphysgria, es un niño de comportamiento colérico muy sensible a los castigos o reprimendas.

Staphysagria: incapaz de luchar

La persona que responde bien a la tipología, es incapaz de luchar cuando alguien la trata injustamente o la humilla, engulle toda la ira e indignación, sin mostrar ningún tipo de amargura.

La rabia contenida, el silencio, la impotencia, siguiendo mostrándose dulce y agradable, abren una herida mental en el paciente Empieza a aflorar la patología.

Con el tiempo el paciente, hombre o mujer, es más vulnerable y menos excitable, incapaz de expresar sus emociones.

Staphysagria somatiza las frustraciones y tiende a desarrollar tumores duros y crónicos que no desaparecen con el tiempo.

Estas induraciones aparecen principalmente en los órganos sexuales, ovarios, útero o testículos en caso del hombre. Tienen tendencia a tener orzuelos.

Staphysagria: plano sentimental

Las penas y sufrimientos prolongados, engullidos y silenciados de Staphysagria, siempre se relacionan con un plano sentimental.

Son felices con una relación a distancia, platónica, piensan todo el día con su amor. El problema empieza cuando lo que imagina se vuelve real y empieza una relación donde Staphysagria se somete a su cónyuge.

Es como si no controlasen su vida, no saben dar un no como respuesta, hace lo que los otros quieren. Sus relaciones no suelen durar mucho.

Staphysagria es conocida por una tendencia clara a la masturbación, pues es su fuga de escape a todos los sentimientos reprimidos. Otras salidas a sus emociones reprimidas son la pintura, la música o la poesía.

Tras una decepción fuerte aparecen síntomas físicos como diarrea, micción frecuente, induraciones, cefaleas, pruritos importantes que cambian de lugar después de rascarse, erupciones que pican con vesículas, vértigos que mejoran andando en círculo o agrandamiento de la próstata.

¿Cuándo prescribimos Staphysagria?

En caso de cólera, indignación, humillación, tristeza, inquietud dominadas, contenidas o reprimidas. El sujeto no es capaz de verbalizar lo que siente.

Onanismo, exceso sexual o por el contrario, abstinencia que se soporta con dificultad.

Características de Staphysagria

Tienen tendencia inconsciente o no, de reprimir la expresión de sus sentimientos y como consecuencia somatizan.

Son sujetos de con hipersensibilidad física y psíquica. Hay una hipersensibilidad principalmente de los órganos genitales. Empeoran con el más ligero roce en las regiones enfermas afectadas.

Aparece prurito en distintos puntos del cuerpo, que cambia de lugar al rascarse el paciente.

Otro síntoma es el ardor en la vesícula y la uretra que mejora al orinar. Parecen dolor de dientes con el frío o después de haber comido.

Indicaciones clínicas

Cistitis de la “recién casada”, de orina clara y que aparecen después de la primera o primeras relaciones sexuales.

Prurito que se desplaza.

Dolor de las heridas quirúrgicas o postoperatorias.

Orzuelos repetitivos, sobre todo en el párpado superior. También en chalaziones.

Toda manifestación psíquica  después de la reaparición de una ira o de una vejación.

Trastornos del comportamiento y somatización que tienen su origen en una cólera contenida, una humillación, frustración, vejación, una tristeza disimulada o una indignación reprimida el paciente somatiza estos sentimientos reprimidos en síntomas cutáneos, urinarios, digestivos, cardíacos, con lumbalgia, trastornos del humor o del sueño.

Vértigos que mejoran caminando en círculo.

Odontalgias que empeoran con el frío.

Nauseas y vómitos en el embarazo con sialorrea.

Visite nuestra sección: “Los 36 semipolicrestos de la homeopatía”

Foto, staphysagria: Public Domain



Publicado en: Homeopatía, Semipolicrestos

Leave a Reply

Be the First to Comment!

wpDiscuz