Soluciones naturales para la artritis reumatoide

artritis reuma
Tratamientos alternativos o complementarios al farmacológico pueden ayudar al alivio de la artritis reumatoide. La Artritis Reumatoide es una enfermedad crónica que se caracteriza por la inflamación, dolor y rigidez de las articulaciones (área dónde se encuentran dos huesos), que pueden llegar a agrandarse y deformarse.
La artritis involucra la degradación de la membrana sinovial y del cartílago, los cuales normalmente protegen las articulaciones, permitiendo que éstas se muevan de forma suave. Sin la cantidad adecuada de cartílago, los huesos se rozan entre sí causando el dolor, hinchazón, inflamación y rigidez.

¿A quién afecta y cómo afecta la artritis?

La artritis reumatoide puede presentarse en hombres y mujeres, pero con más frecuencia afecta a las mujeres. La enfermedad suele aparecer entre los 20 y los 45 años de edad. La aparición de la artritis infantil en los menores de 16 años es muy poco frecuente pero puede ser grave porque puede alterar el crecimiento.

La artritis reumatoide es una enfermedad de curso lento e invariablemente progresivo, con remisiones y exacerbaciones, y cuyas manifestaciones clínicas varían desde formas muy leves a otras muy intensas y destructivas. La artritis reumatoide puede afectar a una o a muchas articulaciones y normalmente lo hace de forma simétrica. Es decir, si afecta a una articulación de un lado del cuerpo, la misma articulación del lado opuesto también se ve afectada.

¿Cuáles son sus causas?

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune, es decir que el sistema inmunológico de la persona que la padece, ataca a sus propias células y tejidos sanos. Aunque su causa exacta es desconocida, los investigadores creen que en su aparición pueden contribuir varios factores, entre los que se incluye la herencia, el medio ambiente y cierto tipo de bacterias. El medio ambiente, el estilo de vida y la dieta pueden contribuir al hecho de que se note más el dolor en las articulaciones dañadas.

La artritis reumatoide puede afectar a otros órganos por eso las personas que la padecen pueden contraer otras enfermedades del corazón, diabetes y osteoporosis.

¿Cómo se manifiesta la artritis?

Los síntomas más habituales y comunes son:

  • Hinchazón y dolor de las articulaciones, que mejora con los movimientos y empeora con el reposo.
  • Rigidez articular matinal, que puede tener una duración variable
  • Dificultad para mover las articulaciones afectadas
  • Deformación progresiva de las articulaciones y pérdida de la movilidad articular
  • Calor y enrojecimiento de la piel sobre las articulaciones afectadas, especialmente en la artritis aguda.

Los síntomas generales son:

  • Fatiga
  • Fiebre
  • Pérdida de peso
  • Pérdida del hambre

Tratamiento de la artritis
(1) Farmacológico
Por desgracia, el tratamiento farmacológico actual de la artritis reumatoide es puramente sintomático.

Con los conocimientos actuales de la enfermedad no es posible abordar sus causas, sino simplemente aliviar sus consecuencias, como el dolor y la inflamación.
La excepción sería la artritis reumatoide de origen infeccioso (causada por bacterias), la cual tiene un tratamiento específico y curativo, pero la artritis, la causa de la cual se desconoce, por desgracia no tiene un tratamiento curativo.

Los medicamentos que se emplean actualmente en la terapéutica sólo se utilizan para aliviar los síntomas.

Entre estos tratamientos se encuentran los analgésicos (paracetamol, dipirona), los antiinflamatorios no esteroideos (ibuprofeno, naproxeno, diclofenaco), los corticoesteroides (prednisona) y los antirreumáticos modificadores de la enfermedad que frenan la actividad inflamatoria (metotrexato, sulfasalazina).

Un diagnóstico y tratamiento precoz pueden tener un papel importante en el control posterior de la enfermedad.

(2) Naturopático
De todas formas hay tratamientos alternativos o complementarios al farmacológico que pueden ayudar al alivio de la enfermedad.

Una de las principales ventajas de estos tratamientos es que en muchos casos permiten reducir las dosis de los antiinflamatorios farmacológicos, los cuales no están precisamente exentos de efectos secundarios.
Los estudios científicos demuestran que ciertos suplementos dietéticos y preparados a base de plantas pueden ayudar a aliviar el dolor y la rigidez. Pero es muy importante comunicar a su médico o a su farmacéutico la medicación que se está tomando actualmente antes de decidirse por un tratamiento alternativo.

Entre los suplementos dietéticos y herbales podemos encontrar:

  • Los ácidos grasos Omega-3 que pueden ayudar a reducir la inflamación.
  • Condroitina sulfato es un constituyente principal del cartílago. Puede mejorar la salud de la articulación y el dolor asociado a la condición. Hay estudios clínicos en humanos que han mostrado la evidencia de renovación del cartílago en las articulaciones.
  • La Glucosamina es el elemento de construcción que juega un papel en la formación de las superficies articulares, tendones, ligamentos, líquido sinovial, hueso, etc. Puede ayudar a disminuir el dolor, la inflamación y prevenir la destrucción del cartílago.
  • Condroitina sulfato + Glucosamina tienen efectos superiores a cualquiera de ellos de forma individual.
  • La Vitamina E puede ayudar a reducir el dolor.
  • La Bromelina enzima derivada de la piña puede ayudar a reducir la inflamación y el dolor.
  • El ácido gamma-linolénico (GLA) abundante en el aceite de la Borraja, Onagra y de semillas de Grosellero negro. Puede ayudar a reducir el dolor, rigidez e hinchazón.
  • Boswellia (Boswellia serrata) puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación.
  • Jengibre (Zingiber officinale) puede reducir la inflamación y el dolor de las articulaciones.
  • El Té verde (Camelia sinensis) puede ayudar a reducir la inflamación.
  • La Cúrcuma (Curcuma longa) podría ayudar a reducir el dolor y la inflamación. Potencia los efectos de la bromelina.
  • Harpagofito (Harpagophytum procumbens) puede reducir la inflamación, dolor y mejorar la movilidad.
  • La Capsaicina (Capsicum frutescens) en forma de crema aplicada sobre la piel podría reducir la inflamación y el dolor.

Actividades y estilo de vida que ayudan al tratamiento de la artritis

  • En períodos de poca inflamación, hacer ejercicio de forma regular (como mínimo 30 minutos diarios), pero no de forma excesiva.
  • El ejercicio físico ayudará a mantener la movilidad, reduce la fatiga y mejora el dolor.
  • Aplicar calor sobre las articulaciones afectadas para aliviar el dolor y reducir la rigidez en los reumatismos crónicos.
  • En caso de artritis muy agudas, es mejor la aplicación de frío local.
  • Evitar el sobrepeso.
  • La dieta tiene que ser muy saludable excluyendo los alimentos refinados y rica en antioxidantes (fruta y verdura).
  • Las intolerancias alimentarias pueden desempeñar un papel en la inflamación.

Farmacia Germana

Irina Kornusova / Jordi Lafarga

Especializados en Homeopatía, Fitoterapia, Dietética y Nutrición, Medicina Natural y Cosmética y Maquillaje personalizados.

Ronda Sant Pere, 15. 08010 Barcelona. Tlf. (+34) 93 3173938. Internet: farmaciagermana.com

Foto: NamensnennungWeitergabe unter gleichen Bedingungen Bestimmte Rechte vorbehalten von cogdogblog


Publicado en: Medicina natural

Leave a Reply

Be the First to Comment!

wpDiscuz