Sepia officinalis, telenovela de tristeza, indiferente a todo

sepiaSepia officinalis es la tinta de la sepia. Sepia es una persona con tendencia a la tristeza, al pesimismo, al aislamiento, a la indiferencia y a un profundo desinterés por su familia, trabajo y todo lo que le rodea. Es una persona anestesiada o insensible ante situaciones dolorosas emocionalmente.

Sepia llora a solas cuando está deprimida, para que no la vea nadie. Ella viene al mundo a sufrir. Adopta un papel de mártir en la vida, agobiándose por sus responsabilidades. Es una persona que exige mucho cariño, pero ella no da cariño.

La sepia es el medicamento de la depresión después de un parto y en la menopausia. En homeopatía es el medicamento de la menopausia.

Se dice que a “Sepia le cae todo excepto los sofocos”. Hay caída de órganos internos, flacidez de la piel… todo cae. La tinta de la sepia es muy rica en aminoácidos, en oligoelementos, en enzimas, en minerales.

Por ello, Sepia officinalis es un medicamento que presenta amplias indicaciones terapéuticas. Está indicada en problemas del sistema circulatorio, hígado, sistema articular, sistema urogenital, la piel, las mucosas, el sistema nervioso, aparato de sostén  como ligamentos, tejido conjuntivo.

¿Cómo reconocer a Sepia officinalis?

Es un medicamento que se dirige sobre todo a mujeres más que a hombres. A pesar de que los trastornos hepatovesiculares, pesadez en la pelvis y la depresión también pueden afectar a los hombres. Físicamente es una mujer morena, delgada, con manchas en el rostro, con ojeras y rostro pálido.

Cuando está en equilibrio es una mujer activa, responsable, dedicada a su trabajo y a su familia. Sufre de problemas circulatorios y empeora con el calor y la inmovilidad. Mejora con todo lo que facilita la circulación venosa, le gusta bailar o andar deprisa al aire libre.

Cuando se sienta cruza las piernas para aliviar la pesadez que siente en la pelvis, en especial antes de las reglas. Sus pérdidas son irritativas como leucorrea y sus relaciones sexuales pueden ser dolorosas.

Cuando está en desequilibrio tiende a la depresión. Esto suele ocurrir después de la regla. Su entorno ya lo sabe y sabe también que esta pequeña fase depresiva puede cursar con una crisis de hígado o de migraña.

En la fase de depresión Sepia está triste, llora fácilmente, busca la soledad, hay una marcada indiferencia por su trabajo y por el entorno cercano. Este profundo desinterés y búsqueda de la soledad aparece a veces después de un embarazo y en la menopausia. Tiene tendencia a encerrarse en sí misma. Tiene cansancio y desgana por todo.

La fase de depresión se puede alternar con una fase de hiperactividad y/o irritabilidad y aparece una Sepia con cóleras y eventuales accesos de violencia frente a cualquier tontería como puede ser ruido, contradicciones, pequeñas contrariedades… especialmente si ocurren durante la menstruación.

No soporta el consuelo ni la contradicción. Ella tiene claro que viene al mundo a sufrir y que da mucho más que recibe.

¿Qué le gusta y que le disgusta a Sepia officinalis?

Le gusta bailar, pasear, poner las piernas en alto, porque todo esto mejora su mala circulación venosa. Tiene deseos de alimentos ácidos, picantes, de pepinillos y de vinagre.

Tiene aversión por la vista o el olor de alimentos ácidos y los olores de cocina. No tolera la leche, le da diarrea.

¿Cuándo prescribimos Sepia officinalis?

Hay cuatro circunstancias en las que se pueden prescribir Sepia officinalis. Son circunstancias capaces de desencadenar un síndrome reaccional similar al de Sepia officinalis.

Las repetidas contrariedades, las penas, las depresiones y todos los shocks afectivos graves que generan un síndrome reaccional depresivo característicos. Todas las situaciones que entran en el terreno familiar como enfermedades graves, duelo, problemas con los padres o los hijos o pareja.

  • El postparto, indicada Sepia por el síndrome del vacío, la maternidad favorece la tendencia a las ptosis viscerales.
  • La menopausia, fase de la vida de la mujer en la que hay trastornos circulatorios,
  • Los efectos no deseados importantes de los tratamientos hormonales en ginecología.

¿Que sensaciones tiene Sepia officinalis?

Tiene una sensación de vacío en el hueco del epigástrico debida a una ptosis gástrica.

Pesadez pélvica con un dolor que irradia a la región lumbosacra.

Impresión de la bola pesada en el recto

Sofocos, con frecuencia desde la pelvis hasta el rostro, con sensación de desvanecimiento y transpiración.

Principales indicaciones clínicas

Aparato digestivo: Estreñimiento o deposiciones insuficientes, hemorroides que mejoran al caminar y migrañas  de literalidad izquierda y por síntomas digestivos.

Ginecología: infecciones urinarinarias repetidas, hongos vaginales, sensación de “bearing-down” o pesadez que obliga a cruzar la piernas, dismenorreas, menopausia, nauseas en los primeros meses de embarazo, tendencia a un aborto espontáneo.

En la piel: hongos, herpes labial o genital, psoriasis figuradas

Trastornos del comportamiento: estados depresivos por reacción a una situación o secundarias a un postparto, donde hay una introversión y una indiferencia afectiva hacia su entorno.

Sepia officinalis se prescribe normalmente en gránulos y en glóbulos a diferentes diluciones según la semejanza del medicamento con la sintomatología del paciente. A más similitud más dilución.

Visite nuestra sección “Los 25 policrestos de la homeopatía”

Foto: Hans Dappen, GNU Free



Publicado en: Homeopatía, Policrestos

Leave a Reply

Be the First to Comment!

wpDiscuz