De 05/10/2016 1 comentario leer más →

Homeopatía: ¿Qué potencia hay que elegir?

Homeopatía: ¿Qué potencia hay que elegir?En la homeopatía existen potencias diversas. La dosis se decide según el caso individual. En los remedios homeopáticos existen las potencias D-, C-, y LM- (Q-).

Cada una de las potencias existe desde la primera hasta la bicentésima disolución, y más.

D indica una disolución en relación de 1 a 10. C es una disolución de 1 hasta 100 y LM o Q es una disolución de 1 a 50.000.

La potencia se elige según la similitud del paciente con la materia médica. A más similitud mayor será la dilución que daremos.

Las disoluciones

Un ejemplo: Para preparar un remedio homeopático de la potencia C, se disuelve una gota de concentrado – es decir la sustancia original – en 99 gotas de alcohol y se agita diez veces. Esto corresponderá a la potencia C1.

De este medicamento C1 se toma una gota y se disuelve en 99 gotas de alcohol. Se agita por nuevo diez veces y ya la potencia es un C2.

Para poder llegar por ejemplo de un C1 a una potencia de C6 hay que diluir seis veces en la proporción de 1:100. En cada paso siempre se tiene que agitar diez veces después de cada disolución.

Remedio correcto

En cualquier caso es importante que un buen homeópata trabaje con estas diversas potencias.

Sólo así está garantizado que cada caso pueda ser tratado en particular aplicando el tipo y la intensidad de potencia correcta. En los tratamientos homeopáticos, el tipo de potencia a emplear es algo secundario.

Lo que realmente cuenta es dar el remedio adecuado. Si se equivoca y  se elige un remedio inadecuado, la enfermedad no puede ser curada.

Si el especialista homeopata elige el remedio adecuado, el paciente siente mejoras, independientemente de la potencia del medicamento homeopático.

Foto: Hofapotheke St. Afra, Apotheker Tobias Müller



Leave a Reply

1 Comment on "Homeopatía: ¿Qué potencia hay que elegir?"

Sort by:   newest | oldest | most voted

para pedir medicamentos homeopaticos

wpDiscuz