Phosphorus: fácilmente inflamable

Phosphorus en equilibrio es una persona energética, abierta, hiperactiva, con ilusiones, sociable, afectiva, extrovertida, disfruta de la amistad y compañía, inteligente y refinada. Es muy emocional, busca la compañía y hacer favores a todos.

Por otro lado, sabe disfrutar de la soledad desarrollando proyectos artísticos.

Se agota fácilmente y se vuelve irritable, triste, taciturno, ansioso y se sobresalta  al menor susto. Le cuesta concentrarse. Phosphorus es hipersensible a su entorno y emocionalmente es vulnerable en un entorno hostil.

Todo en Phosphorus, energía, conciencia y emociones las podemos comparar a como prende una cerilla. En un principio habrá una fuerte energía, notamos como se difunde, ilumina, como coge fuerza la llama y con el tiempo esta energía se va apagando. Se repara con el sueño.

Cronología del comportamiento

En desequilibrio pasa por distintas fases en donde el miedo y la ansiedad le pueden llevar al pesimismo. Su ritmo de vida es rápido, discontínuo, alternante, variable y relacionado con su gran facilidad para agotarse.

Phosphorus alterna estados de excitación sensorial e intelectual con depresión acompañada de timidez y angustia.

Es alto, delgado, con tórax estrecho, piel, manos y rasgos delicados. La piel es blanca y con pecas. El pelo rubio o pelirrojo.

El niño Phosphorus es cálido, extrovertido, muy sensible, imaginativo, suelen ser artista o músico. Los adolescentes crecen con gran rapidez y se encorvan fácilmente.

En desequilibrio y en una primera fase, sufre de ansiedad que mejora tan sólo con palabras tranquilizadoras. Los síntomas son físicos y aparece la tendencia a sufrir hemorragias fácilmente, epistaxis, menstruaciones prolongadas o hemorragias internas.

Le apetecen bebidas frías y alimentos fríos y salados, siente dolores ardientes en lo omóplatos, deseos de comer chocolate y dulces. Todas estas apetencias hacen que Phosphorus sea un candidato de sufrir diabetes.

Mejoran los síntomas físicos pero empeora la esfera emocional, aparecen ansiedad y miedo. Hay una intensa ansiedad por la salud y abundantes miedos,  a la soledad, a la oscuridad, a las tormentas, a los fantasmas y al crepúsculo.

Con el tiempo, la ansiedad aumenta, se obsesiona por su salud. Su sueño no es reparador, se despierta cansado. Cree que algo malo le va a pasar. Phosphorus siente pánico, miedo a una muerte inminente. Este miedo se agrava cuando el paciente se siente solo y busca la compañía, busca amigos.

En el caso extremo, su mente se deteriora, tiene dificultad para concentrarse, incapacidad para   procesar pensamientos  y para entender lo que se le dice. Cuerpo y mente se debilitan, Phosphorus puede acabar en un estado de senilidad.

Características

Tiene deseo de bebidas frías y alimentos fríos, de sal y alimentos salados exceptuando  el pescado salado y las ostras. Tiene hambre por la noche. Le molestan los ruidos, los olores y la luz.

Indicaciones

Las principales indicaciones son: prevención de las hemorragias antes de una operación, hemorragias nasales, tendencia a hemorragias, cansancio excesivo, humor inestable, hepatitis viral, acetona. Phosphorus previene de complicaciones vasculares en diabetes y de accidentes vasculares cerebrales.

Visite nuestra sección “Los 25 policrestos de la homeopatía”

Foto: Kai Niemeyer  / pixelio.de



Publicado en: Homeopatía, Policrestos

Leave a Reply

Be the First to Comment!

wpDiscuz