Opium: insomnio por pánico y miedo

 Opium

Opium o adormidera se prescribe principalmente en caso de estreñimiento por atonía. También tiene propiedades  analgésicas y sedante. Se utiliza en homeopatía para tratar el insomnio causado por miedos o emociones fuertes.

Es el medicamento en trastornos de origen emocional, por un susto brusco o miedo que paraliza.

Opium también se usa en alteraciones emocionales causadas por sorpresas agradables o alegrías repentinas.

En Opium queda el pánico reflejado en la cara del sujeto tras un schock emocional, durante mucho tiempo.

El sujeto queda paralizado tras un gran susto o por el miedo, puede haber deposiciones u orinas involuntarias, abortos o que se suprima la regla.

¿Cuándo prescribimos Opium?

Las indicaciones terapéuticas se basan en función a su acción general. Lo prescribimos en caso de:

  • alcoholismo crónico,
  • tras un schock emocional consecuencia de  haber pasado miedo o haber tenido emociones intensas,
  • después de una anestesia (en una operación, por ejemplo),
  • en adicción a estupefacientes, toxicomanía
  • insolación.

Características del Opium

En Opium disminuyen todas las secreciones, excepto la galatopoyesis (producción de leche tras el parto) y la transpiración que aumenta y es “caliente”.

No hay dolor, el paciente no sufre, no se queja  durante la enfermedad, a pesar de la intensidad de los signos generales. La cara es roja oscura con sudores calientes, pupilas contraídas, somnolencia brutal pero no puede conciliar el sueño.

La persona Opium tiene sueño y está en un estado parcialmente inconsciente debido a una disminución de la actividad de las funciones mentales y físicas y de la capacidad de respuesta a los estímulos. La respiración es lenta y con ronquidos, se aprecian diversas parálisis, estreñimiento por atonía y sin deseo de evacuar.

Tienen hiperestesia de  todos los órganos sensoriales, principalmente auditiva, el enfermos se despierta al menor ruido. Tienen sed intensa y sensación de embrutecimiento. Su mente está como obnubilada.

Empeoran con el calor y al despertar y mejoran con el aire fresco.

Indicaciones clínicas

Obnubilación prolongada después de una anestesia

Parálisis intestinal y estreñimiento después de una operación. Estreñimiento sin necesidad de evacuar,

Apneas del sueño y en insomnio por hipersensibilidad auditiva o insomnio a consecuencia de emociones fuertes o miedos, el paciente se muestra con una cara de sobresalto durante mucho tiempo.

Estreñimiento por atonía, sin necesidad de evacuar.

Abstinencia del alcohol y de los opiáceos. En general en cualquier conducta adictiva.

En estados patológicos severos sin dolor. En estados de coma a causa de un traumatismo craneal cuando el enfermo tiene el rostro congestionado, de color rojo oscuro, respiración jadeante o dificultosa, sudores  y miosis.

Afonía después de un susto.

Espasmos de los niños con respiración difícil.

Visite nuestra sección: “Los 36 semipolicrestos de la homeopatía”

Foto Opium: knipseline  / pixelio.de



Publicado en: Homeopatía, Semipolicrestos

Leave a Reply

Be the First to Comment!

wpDiscuz