Lycopodium: el tirano y el sumiso

lyco111En homeopatía Lycopodium clavatum es una persona dos en uno, tirano y sumiso. Es “la ovejita disfrazada de lobo”.

La falta de confianza en sí mismo la esconde aparentando ser orgulloso y que “puede con todo”. Cuando está en desequilibrio quiere estar solo pero necesita la presencia y compañía de los demás.

Es una persona de vejez prematura, con canas y pérdida de cabello. Suelen tener mala memoria, especialmente para los nombres. Lycopodium es capaz de llorar de alegría cuando se le  agradece algo.

Tiene una acción profunda para tratar dolencias a nivel de hígado, del aparato digestivo, del sistema urogenital, de la piel y mucosas y del metabolismo. Son personas que en su historial médico sufren de problemas  de riñón, gota, manchas de vejez y úlcera duodenal.

¿Cómo reconocer a un Lycopodium clavatum?

Tiene un aspecto físico precozmente envejecido, con arrugas, tez amarilla, bolsas debajo de los ojos y cabellos prematuramente encanecidos. Es delgado pero con barriga. Lycopodium suele sufrir de problemas en la piel, digestivos, urogenitales y astenia.

Es una persona de carácter difícil. Tiene como dos personalidades. Por un lado son muy emotivos, con falta de confianza en sí mismos, ansiedad profunda y miedos.

Por otro lado, cuando está en desequilibrio, es una persona que se disfraza de orgulloso y de que ” yo puedo con todo”. Es irritable, se enfada pocas veces pero cuando lo hace es violento, desagradable, autoritario, misántropo.

No tolera la contradicción y en situaciones de estrés tiene tendencia a la depresión. Busca la soledad y sin embargo necesita la presencia y compañía de los demás.

Está limitado por sus capacidades físicas pero se siente muy seguro de sus capacidades intelectuales, por encima de la media. Se impone como líder responsable ya en la escuela y más tarde en el trabajo.  Tirano con los que considera que están por debajo de él y sumiso con los que considera que están por encima de él. Son pelotas con sus jefes.

¿Qué sensaciones tiene Lycopodium clavatum?

Tiene hambre que sacia rápidamente. Come muy poco y siempre a la misma hora. Siente plenitud gástrica desde los primeros bocados. Tiene la sensación de vientre hinchado, que le obliga a desabrocharse el cinturón, no tolera nada que le oprima el vientre. Frecuentemente, presenta prurito de sangrado fácil, que mejora con el frío.

¿Qué le gusta y qué le disgusta a Lycopodium clavatum?

Mejora sus sintomatología con el aire frío. Por el contrario, empeora entre las 16 y 20 horas, al despertarse y cuando se le contradice. Le gustan los dulces  y los alimentos muy calientes. Le gustan las ostras y la cebolla pero lo tolera mal.

¿Cuándo prescribimos Lycopodium clavatum?

Las personas que son sensibles a Lycopodium presentan problemas digestivos, urinarios o cutáneos. Es una persona que tiene especial intolerancia a las ostras y a la cebolla. Después de haber comido tiene la cara roja y somnolencia. Presenta flatulencia abdominal, sobre todo en la parte inferior del vientre.

Tiene antecedentes hereditarios y personales. Son propensos a sufrir úlceras duodenales, migrañas, dermatitis atópicas, asma, gota. Un Lycopodium en su infancia ha sufrido dermatitis atópica que sangra fácilmente al rascar y vómitos acetónicos.

Lycopodium se prescribe en algunas etapas de la vida cuando haya al mismo tiempo ansiedad por limitaciones físicas y a la vez es autoritario. Es efectivo en:

  • la infancia, cuando el niño es muy dependiente de sus padres y antes de que haya alcanzado un mínimo de autonomía.
  • en la adolescencia, cuando el adolescente duda de su normalidad,
  • en la vejez y cuando nos inquieta los resultados del análisis clínico y el estado de salud.

Principales indicaciones clínicas

Sistema digestivo: Es efectivo en las dispepsias, flatulencias, gastritis, pirosis, migrañas digestivas, anorexia en los niños, vómitos acetonémicos, úlceras duodenales y dolores en la vesícula.

Riñones: Es efectivo en la litiasis urinaria.

Piel: Es efectivo en los eccemas que sangran fácilmente, dermatitis seborreicas y urticarias crónicas.

Otros: Es efectivo en otitis serosa, catarro nasal crónico, alergia respiratoria, ansiedad e irritabilidad, depresión reactiva, tics de la infancia y de la adolescencia, urea y colesterol.

Visite nuestra sección “Los 25 policrestos de la homeopatía”

Foto: V-wolf, Creative Commons.



Publicado en: Homeopatía, Policrestos

Leave a Reply

Be the First to Comment!

wpDiscuz