Kalmia latifolia para dolor fugaz pero intenso

Kalmia latifolia

Kalmia latifolia es el laurel de América o laurel salvaje (de montaña). Se utiliza en homeopatía para tratar dolores repentinos, calambres y espasmos, neuralgias fugaces, fulgurantes que siguen el trayecto de los nervios.

Kalmia latifolia también está indicada en dolencias del corazón.

Características

Se prescribe para tratar neuralgias, principalmente las faciales.

El pacientesiente el dolor como punzadas fulgurantes y erráticas que recorren la trayectoria del nervio. Son dolores que van de arriba hacia abajo, con sensación de entumecimiento y palpitaciones.

Si el dolor de Kalmia latifolia está localizado en el corazón, es un dolor tipo punzada que irradia hacia el brazo izquierdo, hay bradicardia o taquicardia, palpitaciones violentas y una sensación de malestar.

El dolor punzante en Kalmia latifolia, puede localizarse a nivel del globo ocular derecho, con sensación de rigidez en el párpado.

Empeora los síntomas con el movimiento, desde la salida hasta la puesta del sol, siendo la intensidad máxima de dolor a mediodía o durante la primera parte de la noche.

Los pacientes tienen sensación de opresión respiratoria. Siente vértigo al menor esfuerzo.

Indicaciones clínicas

Para calmar el dolor fulgurante en neuralgias ciáticas o faciales, migrañas oftálmicas y dolores en caso de herpes o posterior al herpes.

En afecciones cardíacas, la aplicación más importante es el síndrome de Barlow, donde aparecen palpitaciones relacionadas con el prolapso de la válvula mitral

Visite nuestra sección: “Los 36 semipolicrestos de la homeopatía”

Foto: Botteville



Publicado en: Homeopatía, Semipolicrestos

Leave a Reply

Be the First to Comment!

wpDiscuz