La Homeopatía es un proceso sin marcha atrás

homeopatia futuro

Del griego homoios, semejante y pathos, enfermedad, la Homeopatía inició hace más de 2 siglos su andadura en la medicina, gracias a un médico alemán, Hahnemann, quien descubrió un método y daba los pasos de una medicina “de la experiencia”.

Con él empieza la farmacología experimental, la clínica y la valoración global de la persona. “El Organon” fue la obra cumbre de su pensamiento, traducido a todas las lenguas y libro de referencia de todo médico homeópata.

Si la Homeopatía es una medicina tradicional es también una medicina de futuro que no cesa de reactualizarse, conservando siempre sus principios fundamentales: la similitud, la infinitesimalidad y la totalidad del individuo.

El primero, la similitud, basada en la aplicación de una ley farmacológica que dice que “una sustancia capaz de provocar, a dosis ponderales, trastornos en una persona sana, puede, cuando ésta se administra, a dosis infinitesimales, corregir dichos trastornos en una persona enferma”.

Ejemplo: APIS (el veneno de la abeja) , su picadura produciría hinchazón, edema, eritema,… A pequeñas dosis es el remedio indicado en todo tipo de inflamaciones que cursan con esos síntomas.

La infinitesimalidad es el segundo. Las sustancias curativas son más activas cuanto más diluidas estén. El medicamento homeopático está diluido y dinamizado.

Es sobre este punto de infinitesimalidad donde se han hecho las críticas más severas. Pero hoy, en numerosas universidades de todo el mundo, las reticencias cada vez son menores.

Y tercero, la totalidad. La Homeopatía analiza al ser humano en su globalidad, los tres grandes componentes de su naturaleza.

La 1a, la morfología del cuerpo, que es nuestra constitución física de base; la 2a, el temperamento y el perfil mental que le acompaña; y la 3a, el destino patológico, la predisposición natural.

El médico homeópata considera al enfermo en su totalidad, la individualización del enfermo y la de su enfermedad. Primero hay que entender para poder asimilar.

El médico homeópata es ante todo médico, con unas bases sólidas que fueron enseñadas en la universidad, donde si ha llegado a la Homeopatía es a través de un aprendizaje directo, tanto teórico como práctico.

La Homeopatía es un proceso sin marcha atrás. En muchos países de la Europa a la que pertenecemos, la Homeopatía está incluida en la Seguridad Social, y las últimas estadísticas nos dicen que prácticamente la mitad de la población recurre a ella.

Miles de médicos la utilizan, tanto de medicina general como especialistas; implica una noción diferente de la enfermedad, un enfoque distinto del enfermo. Entender la salud y la enfermedad como una balanza en la que debemos encontrar el equilibrio depende muchos factores.

La medicina homeopática, con sus bases experimentales, biológicas y farmacológicas, nos da una respuesta reaccional-global.

Texto: Alfredo G. Ansorena, Procan21  Creative Commons License Foto: Román P.G.



Publicado en: Homeopatía

Leave a Reply

Be the First to Comment!

wpDiscuz