¿Porqué tengo dolor en las articulaciones de mis rodillas y manos?

rheuma¿Dolor en tus articulaciones, rigidez por la mañana, dificultad para moverte? La homeopatía puede ser una ayuda para aliviar el dolor de algunas enfermedades relacionadas con el reuma.

Las enfermedades reumáticas son de origen o etiología desconocida, son enfermedades autoinmunes que establecen en nuestro organismo un estado de inflamación crónica.

La inflamación aparece tanto en las articulaciones como en los músculos. Aparecen síntomas como dolor en la articulación, rigidez y dificultad para moverse.

Debido a su carácter sistémico, la inflamación crónica puede afectar a otros órganos de nuestro cuerpo, como el sistema nervioso periférico, el corazón, el aparato respiratorio, la piel, los ojos. Es una enfermedad destructiva con el tiempo que puede provocar lesiones en distintos órganos.

Dentro de las enfermedades reumáticas podemos diferenciar un gran abanico de enfermedades (listado de enfermedades en Wikipedia). Entre ellas las más sufridas por nuestros pacientes posiblemente son la artritis reumatoide (AR), espondiloartritis anquilosante y la poliartritis reumatoide.

La artritis reumatoide (AR)
es una enfermedad inflamatoria crónica autoinmune, en la que aparece en su inicio una inflamación de una menbrana (llamada sinovial y que forma parte de la estructura de la articulación) que se va extendiendo  a otras estructuras articulares o huesos, al cartílago de la articulación, ligamentos y tendones causando su destrucción. Es una enfermedad que se presenta con mayor frecuencia entre los 45 y los 55 años y también puede afectar a los niños y en la vejez.

Los síntomas clínicos más frecuentes son: rigidez matinal y dolor contínuo de articulaciones, hinchazón y calor alrededor y en las articulaciones afectadas porque están inflamadas, pérdida de peso, cansancio.

La espondiloartritis anquilosante,
conocida también como pelviespondilitis reumática, es un reumatismo crónico que afecta a las articulaciones del raquis y al sacro-iliacas. La sufren más los hombres que  las mujeres. Es una enfermedad genética, se detecta por la presencia del antígeno HLA-B 27 que también lo encontramos en reumatismo psoriásico y uveítis anterior aguda.

La poliartritis reumatoide
es una enfermedad sistémica, crónica, de causa desconocida. Es una enfermedad autoinmune en el que el suero y el líquido articular que están afectados por esta enfermedad contienen anti-IgG. La poliartritis reumatoide afecta principalmente a las mujeres.

Homeopatía y reumatología
El tratamiento convencional consiste en utilizar medicamentos antiinflamatorios para reducir el dolor, la inflamación  y evitar el deteriodo de articulaciones y zona periarticular en la zona afectada
La homeopatía nos puede ayudar en la espondiloartritis anquilosante y la poliartritis reumatoide.

En este tipo de enfermedades, la homeopatía tiene sus límites y actuarán como coadyuvantes de los tratamientos clásicos: antiinflamatorios, quimioterápia, fisioterápia, cirugia… El objetivo de la homeopatía en este caso será disminuir la toma de antiinflamatorios que tantos efectos secundarios presentan.

¿Qué medicamentos homeopáticos me pueden aliviar el dolor?

En la espondiloartritis anquilosante
El tratamiento homeopático difícilmente retrasará la evolución de la enfermedad que se hace de manera progresiva. Pero numerosos enfermos encuentran alivio cuando el tratamiento es precoz y parece que con homeopatía hay una cierta estabilización de las lesiones (se consumen menos antiinflamatotios).

Medicamentos que utilizaremos de acción local serán

  • Rhus toxicodendron, para la rigidez matinal
  • Apis mellifica, como antiinflamatoria
  • Radium bromatum, para la sensación de debilidad en la región lumbar.
  • Dulcamara, cuando empeora con la humedad.
  • Calcarea fluorica, tiene tropismo a nivel raquídeo. Trata la fibrosis de los ligamentos y de los tejidos periarticulares. El dolor se agrava al comenzar el movimiento y con frío húmedo y mejora con el movimiento contínuo. Es un medicamento indicado para los dolores del crecimiento.

Medicamentos de fondo

– Modo reaccional sicótico por la evolución lenta y progresiva de la enfermedad: Thuya, Natrum sulfuricum y Medorrhinum
– Modo reaccional psórico, debido a que es una inflamación crónica que evoluciona, a veces, por brotes y tiene afinidad muy marcada por los cartílagos: Sulfur y Sulfur Iodatum.

En la poliartritis reumatoide
No daremos tratamiento homeopático si la enfermedad tiene una evolución rápida y severa y el enfermo está medicamentado con antiinflamatorios, sales de oro, corticoides, incluso inmunosupresores. Pero, sí será oportuno un tratamiento de fondo de la poliartritis de evolución lenta.

La poliartritis reumatoide puede presentar períodos de remisión más o menos largos, en este caso es discutible la eficacia del tratamiento.

Medicamentos que nos pueden aliviar los síntomas

Medicamentos de acción local:

Bryonia alba, por su tropismo electivo por las serosas.
Calcarea fluorica, por los fenómenos de distrofia y de destrucción osea.

Medicamentos de fondo: por la evolución en brotes, periodicidad de las fases de inflamación, alternancia con otros órganos (aparato respiratorio, ojos…)

Sulfur, Sulfur iodatum, Arsenicum album, Natrum muriaticum.

Foto: Public Domain



Publicado en: Homeopatía

Leave a Reply

Be the First to Comment!

wpDiscuz