Graphites: frío e insensible

Graphites: frío e insensible

Graphites corresponde a sujetos con anemia, frioleros, obesos, tímidos, indecisos, lloran fácilmente y con tendencia a tener afecciones en su piel y a nivel digestivo.

Su mente está como embotada o aletargada, lenta, les cuesta procesar la información. Graphites es la mina de plomo, mina que encontramos en el lapicero.

Graphites son personas insensible, viven dentro de un caparazón que les desconecta de cualquier estímulo exterior. Graphites tiene mala memoria, pueden olvidar acontecimientos recientes pero pueden tener claros recuerdos del pasado.

¿Cuándo está indicado Graphites?

Cuando estemos ante un modo reaccional psórico, en donde hay alternancia entre erupciones de la piel y trastornos digestivos y en la perimenopausia.

Características de Graphites

Síntomas clave de Graphites son: uñas deformes y quebradizas, fotofobia, adormecimiento de las extremidades, lateralidad izquierda en sus síntomas, sensibilidad al frío, escalofríos.

Tendencia a tener afecciones en la piel y en el aparato digestivo.

A nivel de la piel aparecen secreciones amarillentas características de este remedio, mielosas, espesas y pegajosas, que forman costra y suelen aparecer en el cuero cabelludo, en el borde del pelo, en los genitales y detrás de las orejas. Tienen tendencia a formar cicatrices queloides o engrosamiento de la piel.

A nivel digestivo Graphites sufren de estreñimiento y hemorroides. Tienen frecuentemente dolor epigástrico, con sensación de quemazón y calambres que mejoran comiendo.

Aversión por la sal, dulces, guisos calientes y la carne, pero por el contrario pueden sufrir bulimia y tener un fuerte deseo de comer pollo.

Graphites empeoran sus síntomas por la mañana, temor, ansiedad, indecisión. Escuchando música Graphites pueden llegan a llorar por autocompasión, se vuelven melancólicos.

Indicaciones clínicas de Graphites

Dermatitis atópicas, eccemas que aparecen en los pliegues, cuero cabelludo, borde del cabello y detrás de las orejas.

Graphites son eccemas con una supuración característica, con un líquido tipo “miel” de color amarillento, pegajoso y espeso.

Verrugas alrededor de las uñas.

Cicatrices queloides, hiperqueratosis, fisuras con una supuración color miel y varices con sensación de quemazón y punzadas.

Dispepsias, flatulencias, hinchazón del vientre.

Hemorroides y fisuras anales.Estreñimiento sin necesidad de deposición, las heces son gruesas en montón y unidas por moco.

Sofocos de la perimenopausia en mujeres con tendencia a la obesidad y en síndromes premenstruales con alargamiento de los ciclos y con reglas cortas y poco abundantes.

Hipotiroidismo con los signos típicos, astenia, sensibilidad al frio, aumento de peso y estreñimiento.

Visite nuestra sección: “Los 36 semipolicrestos de la homeopatía”

Foto: Lupo  / pixelio.de



Publicado en: Homeopatía, Semipolicrestos

Leave a Reply

Be the First to Comment!

wpDiscuz