Homeopatía: la experiencia en México

homeopatia, mexico

Más de 150 años de práctica avalan la homeopatía como alternativa terapéutica nacional. La homeopatía llegó a México a través de los médicos de origen español venidos de Cataluña entre 1849-56, y luego de una experiencia de siglo y medio se consolidó como una alternativa terapéutica nacional.

Hoy está incorporada al Sistema Nacional de Salud en ese país, que además gradúa a sus profesionales con una titulación de médico homeópata. En contraste, en España aún se debate sobre la regulación de los medicamentos homeopáticos.

“Una curación homeopática predispuso al General Porfirio Díaz, gobernante del país hacia la homeopatía, (…), de acuerdo a un relato referido por una de sus propias hijas. El Presidente fue tratado de una vieja osteomielitis (…), secuela de la batalla de Veracruz, (que) cicatrizó en 10 días”, apunta el Dr. Fernando Darío François-Flores, en su historia sobre la homeopatía en México.

A partir de esta experiencia, el presidente inauguró el primer “Hospital Nacional Homeopático” en 1893.

Los resultados descritos cómo “abrumadoramente favorables a la medicina homeopática”, luego de 2 años de escrutinio de las estadísticas médicas, permitieron el 31 de julio de 1895 el establecimiento de la primera escuela oficial: la “Escuela Nacional de Medicina Homeopática”.

Un decreto de ese año incorporó la homeopatía dentro del sistema de salud nacional.

En España, parte de la comunidad sanitaria se ha opuesto a la regulación de los medicamentos homeopáticos, y cuestiona la eficacia terapéutica de esta profesión, en cambio en México, ya en 1927 publicó los resultados de 34 años de labor hospitalaria homeopática.

Dice la cita que, de “24.290 pacientes internados, 77 por ciento de egresos por curación, 6.3 por ciento de egresos por mejoría, 11 por ciento de altas voluntarias y solo 5.7 por ciento de defunciones, números más que contundentes, especialmente hablando de las primeras décadas del siglo XX”, según el Hospital Homeopático Nacional.

Ya en este siglo, un grupo multidisciplinario encabezado por la Presidencia, concluyó en 1982 que “no debe catalogarse de falsa a la homeopatía”, a partir de considerar que existe una medicina común, pero varias terapéuticas utilizables y complementarias, según la gaceta de diputados de 24 de marzo de 2009.

“En 1983 el Senado de la República ratificó la Farmacopea Homeopática de los Estados Unidos Mexicanos, y en 1998 la Secretaría de Salud, publicó la primera actualización de la Farmacopea. Desde 1997, la Ley General de Salud reconoce los medicamentos homeopáticos”, según la Dirección General de Planeación y Desarrollo en Salud (DGPLADES).

También menciona que la enseñanza de la homeopatía en otros países se realiza fundamentalmente mediante cursos de postgrado a profesionales médicos, pero en Francia y México se reconoce como especialidad, y en este último existe también su enseñanza a nivel de licenciatura.

“Numerosas investigaciones tanto clínicas como experimentales, realizadas a nivel nacional e internacional, avalan su eficacia. Hay fuertes evidencias que apuntan hacia explicaciones tanto desde el punto de vista biofísico como de fenómenos bioquímicos implicados en la acción directa de estos medicamentos”, añade DGPLADES.

En el año 2005, en el marco de la descentralización del Hospital Homeopático Nacional, se valoraron sus resultados positivos:

“En el año del 2004 se realizaron más de 70 mil 72 consultas generales y de especialidades de las cuales el 68 por ciento se trataron con terapéutica homeopática, algo muy importante destacar es que en el 100 por ciento de esas consultas, se incluyen los medicamentos homeopáticos dentro del mismo costo de la consulta”, citan los médicos homeópatas José Matuk y Omar Matuk, desde su portal digital.

Además, se atendieron 23 mil 726  urgencias, se realizaron 2 mil 991 intervenciones quirúrgicas. Se atendieron además, 3 mil 415 nacimientos de los cuales mil 361 fueron por cesárea, y se realizaron 119 mil 511 análisis clínicos de laboratorio y 14 mil 833 estudios radiológicos.

“La tasa de mortalidad materna en el 2004 fue de 0.0 por ciento, la mortalidad neonatal de 0.47 por ciento (…), y la de infecciones intra hospitalarias de 0.062 por ciento. En un estudio comparativo con unidades similares en tipo, tamaño y ubicación el Hospital Nacional Homeopático los supera hasta en un 80 por ciento en la productividad de algunos rubros”, citan los médicos Matuk.

En México la atención homeopática se ha llevado a cabo en forma predominante en el ámbito privado, sin embargo también se ha avanzado en incorporarla a los hospitales.

En 2006, se incorporaron los consultorios de homeopatía al modelo de unidades médicas del Plan Maestro de Infraestructura en Salud.

La Secretaría de Salud a través del programa de medicina tradicional y medicina complementarias 2007-2012, reconoció los aportes de otros modelos y prácticas terapéuticas para el fortalecimiento de los servicios de salud.

“Hemos abierto consultorios homeopáticos dentro de los hospitales General, Juárez y G. A. González (los tres en la Ciudad de México), y hemos tenido una respuesta excelente, pues únicamente en el Hospital General de México, con sólo dos doctores, brindamos cerca de 5,000 consultas al año. No hay otro consultorio con esa respuesta”, acota el Dr. José Noé Ibáñez,  director Hospital Homeopático Nacional, según Salud y Medicinas en el mes de octubre.

La prescripción de medicamentos homeopáticos, interpretación de estudios de gabinete y laboratorio, vigilancia del embarazo, consulta de especialidad, atención de partos, vigilancia del crecimiento y desarrollo del niño sano, cirugía menor, atención perinatal están entre las  razones principales de las consultas homeopáticas, publica Gaceta Parlamentaria el 24 de marzo de 2009.

“Dentro de los motivos que identificaron del porqué los pacientes acuden con el médico homeópata, se encontró por ser una alternativa médica, por sus conocimientos, por su bajo costo, y por tradición familiar”, precisó en la Gaceta.

Este año 2013, el poder legislativo adecuó la legislación sanitaria para regular la emisión de recetas médicas homeopáticas.

La legislación sanitaria de México depositó la responsabilidad de prescribir las recetas, en los médicos homeópatas, garantizando así que los pacientes fueran atendidos por personal con formación profesional y además con la calidad necesaria.

“Enormes dificultades que hemos tenido que sortear los médicos homeópatas para obtener el reconocimiento oficial, y digo oficial porque el de la gente lo tenemos desde hace más de 100 años, y la prueba es la afluencia de pacientes a nuestro hospital”, expresó Vicente Landa Lechuga, Profesor Titular de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía, el pasado 15 de Julio de 2013 en la Revista Homeopática.

México es el primer país del mundo que le dio a la medicina homeopática el reconocimiento oficial, y a la fecha es de los pocos que cuentan con un hospital y una escuela que dependen del gobierno, puntualiza el Dr. Fernando Darío François-Flores.

©: La gran época Foto: RizkyRossanaPutri, Public Domain.



Publicado en: Homeopatía

Leave a Reply

Be the First to Comment!

wpDiscuz