El otro lado: Finlandia se lo pone fácíl a los alérgicos

Como en otros muchos aspectos, en el tema de las alergias, Finlandia va por delante. No es de extrañar que si uno sale a comer a un restaurante, en el menú se indique que un plato no tiene gluten o lactosa.

Entre nosotros el problema de la lactosa es algo nuevo. Pero en Finlandia, con en el resto de los países escandinavos, un elevado porcentaje de la población tiene sus más y sus menos con los productos lácteos.

Por ello, cuando entras en el pasillo de los lácteos, a parte de los yogures normales, encontrarás la gama de los laktositon (sin lactosa) y los hyla (bajo contenido de lactosa).

Tienen de todo: yogures, quesos, leche fresca, mantequilla, nata para cocinar, incluso helados. Estos últimos en la sección de los congelados.

En la panadería pasa más de lo mismo. Hay una gran variedad de panes y bollos donde se especifica si llevan gluten, maíz, huevo, leche, frutos secos, soja o algún otro ingrediente que pueda ocasionar una reacción adversa en la salud.

Los más golosos también tienen su rinconcito, podrán encontrar tartas o pastelitos, para calmar la llamada del dulce.

En muchos restaurantes, en la carta observaras junto al plato hay unas siglas (G, L, VL, M). Significa que el plato que estás mirando no tiene gluten, lactosa, maíz o que contiene poca lactosa). Además, en algunos ofrecen pan sin gluten.

Por todo ello, no es de extrañar que cuando una persona con problemas de alergias o intolerancias llegue al país, se sienta en el paraíso, en lo que se refiere a la hora de poder elegir lo que le apetece y no tener que comer lo que puede.

Visite también nuestra sección Todo sobre alergias.

Noticia publicada con permiso expreso de Destino Finlandia. Foto: Nancy.



Publicado en: Alergias

Leave a Reply

Be the First to Comment!

wpDiscuz