Cuide su piel: ¡combata los radicales libres!

contaminación, piel

Los radicales libres aceleran el envejecimiento de la piel. Si vives en una ciudad con contaminación, tu rimo de vida es estresante, te gusta tomar el sol, no ingieres suficiente fruta y verdura y, además, fumas…  deberías cuidarte con la dieta y con antioxidantes. Los antioxidantes neutralizan los radicales libres que tanto dañan al cuerpo y piel.

Tu piel está sufriendo muchas más agresiones de las que pueda soportar de manera natural.

Todos estos factores favorecen la formación de un exceso de radicales libres que tu cuerpo debería neutralizar, pero no puede.

¿Por qué?

Porque no tiene antioxidantes suficientes para hacerles frente y necesita un aporte extra. Estas son las principales causas del envejecimiento prematuro que suele ser más acusado en la piel de las mujeres pues es más delicada que la de los hombres.

La exposición frecuente al sol

es un factor determinante y proporcional al envejecimiento, es decir, cuanto más nos exponemos al sol más se deteriorará nuestra piel.

Los rayos ultravioleta no solo son los responsables del bronceado sino también del envejecimiento cutáneo ya que llegan hasta la dermis y dañan las fibras elásticas y el colágeno, produciendo su flacidez, sequedad, manchas y arrugas.

La contaminación ambiental

también influye negativamente en nuestra piel. La contaminación produce una gran cantidad de radicales libres existentes en el aire, y éstos dañan la vitalidad de la piel.

El tabaco

además de contribuir en la destrucción de las fibras elásticas de la dermis, produce asfixia celular (por la disminución de la circulación capilar) y el cutis se vuelve grisáceo y apagado.

El humo también favorece la congestión de los senos nasales y la rinitis crónica, produciendo hinchazón en los párpados.

¿Te has fijado en que el color de la piel de los fumadores no suele tener el color rosado característico del cutis sano?

Presentan una palidez cercana al amarillo grisáceo y pocas veces tienen las mejillas rosadas.

¡Además, las arrugas de los fumadores son más estrechas y profundas que las de los no fumadores!

Una mala alimentación

también repercute en el aspecto de la piel. Solo las dietas equilibradas permiten al organismo mantener una buena función antioxidante.

Es básico un alto consumo de frutas y verduras (alimentos ricos en antioxidantes) así como la ingesta de abundante agua para mantener una correcta hidratación.

raquel-2015-175-1
Raquel Cabalga – Autora, Naturópata y Coach
Internet: Raquel Cabalga

 

Foto: Public Domain



Publicado en: Medicina natural

Leave a Reply

Be the First to Comment!

wpDiscuz