¿Cómo usar las flores de Bach?

flores de bachLas flores de Bach equilibran el estado anímico del paciente. El doctor Edward Bach en la primera mitad del siglo XX, desarrollo un sistema de curación completo. Principalmente dirigido a establecer la paz interior y mostrar nuestra propia actitud emocional. Lo hizo a partir de las virtudes de unas determinadas plantas medicinales, conocidas popularmente desde entonces como flores de Bach.

En este sentido, el sistema de curación en sí fue desarrollado como un auténtico sistema completo, clasificando todos aquellos problemas emocionales que existen habitualmente en siete grupos mayores.

Pero, ¿de qué forma podemos utilizar las flores de Bach? ¿Cómo debe ser su uso?

¿Cómo utilizar las flores de Bach?

Si bien es cierto que no existen reglas determinadas acerca de tomar los remedios, habitualmente se recomienda tomar cuatro gotas al menos cuatro veces al día.

A continuación te exponemos brevemente cuáles son las mejores formas de uso:

  • Tomando 4 gotas a partir de un gotero
  • Consiste en depositar cuatro gotas sobre la lengua, empleando para ello el gotero del frasco. No obstante, se debe tener la precaución de que el gotero no toque la lengua. De esta manera se evita la posible contaminación del remedio.
  • En un vaso de agua
  • Esta forma de uso destaca por ser precisamente una de las más clásicas. Consiste en añadir cuatro gotas del remedio preparado en una pequeña cantidad de agua. Para disfrutar de todas sus virtudes, se recomienda agitar el vaso durante un minuto.

Pero para disfrutar correctamente de todas las virtudes de las flores de Bach, es necesario conocer cómo administrar las dosis.

¿Cómo administrar las dosis de las flores de Bach?

  • Puedes administrar las dosis bien directamente a partir de cuatro gotas del remedio, o mezclando estas cuatro gotas con agua.
  • Lo recomendado es tomar cuatro gotas cuatro veces por día: cuando te levantas, antes de la comida, antes de la cena y antes de ir a dormir.
  • Para ello, se deben poner las gotas bajo la lengua y retenerlas en la boca unos segundos antes de tragar (en el caso de que optemos por las cuatro gotas, y no por el vaso de agua).
  • No deben ser mezcladas con bebidas alcohólicas.
  • No dejar que el cuentagotas toque la lengua, para evitar que se contamine el remedio.

Se debe conocer igualmente que la duración de cada tratamiento varía con cada caso, ya que si por ejemplo fuera momentáneo, su aplicación sería rápido. Mientras que si fuese crónico, sería a largo plazo.

En casos circunstanciales, como nerviosismo o ansiedad momentánea, dependerá de los acontecimientos.

Más artículos en nuestra sección “Flores de Bach”

Fuente: Naturalternativa CC BY-SA 3.0 ES Foto: PeterA  / pixelio.de



Publicado en: Flores de Bach

Leave a Reply

Be the First to Comment!

wpDiscuz