¿Cómo preparar un baño relajante con hierbas y plantas medicinales?

Baño

Los baños relajantes con hierbas y plantas aportan un beneficio mayor a los baños termales. Conoce qué plantas y hierbas añadir a tu baño relajante casero y cómo ampliar sus virtudes fácilmente. Con tanto estrés, ¿a quién no le apetece un baño relajante?

El baño con hierbas tiene efectos beneficiosos como estimulante para la circulación y relajante para los músculos. Podemos añadir al agua hierbas secas o frescas.

Son ideales sin duda alguna para aportar un aroma diferente a nuestro baño relajante, a la vez que también resultará interesante para disfrutar de unos beneficios de los baños relajantes distintos, o incluso mucho mayores.

Especialmente porque con el uso de estas plantas medicinales aportará un aroma diferente al baño relajante, a la vez que resultará útil para aumentar sus virtudes terapéuticas y medicinales.

¿Qué plantas utilizar para el baño relajante?

Según la hierba que utilices tendrá unos efectos diferentes.

Si lo que deseas es relajarte opta por una de estas: valeriana, manzanilla, tila, espliego.

Para combatir el estrés y la fatiga, el romero viene muy bien.

Para un fin curativo: hierbabuena, caléndula, siempreviva.

Sí necesitas estimularte: salvia, tomillo, eucalipto, laurel, menta, tomillo.

Para tonificar la piel: diente de león, margaritas, hojas de zarzamora.

Indicaciones para el “baño de hierbas”

Llenar la bañera con agua caliente a media altura. La temperatura ideal del agua es sobre los 30 o 32º y añade dos puñados de la hierba que hayas elegido.

Foto: Katrin Schindler  / pixelio.de Texto: Naturalternativa.net CC algunos derechos reservados



Publicado en: Preguntas y respuestas

Leave a Reply

Be the First to Comment!

wpDiscuz