La homeopatía y la circulación sanguínea

La homeopatía y la circulación sanguíneaLa homeopatía ayuda a paliar los síntomas consecuentes de una mala circulación sanguínea. La insuficiencia venosa crónica o “mala circulación”, son un conjunto de síntomas y signos, debidos a un mal funcionamiento del sistema venosos.

Las válvulas del interior de las venas están lesionadas o no están. Las venas están dilatadas lo que impide que cierren bien las válvulas. Todo esto dificulta el retorno de la sangre al corazón. La sangre se va acumulando, hay un reflujo venoso, que ocasiona una elevada presión dentro de la vena.

Los síntomas más característicos de la insuficiencia venosa o “mala circulación sanguínea” son dolor, pesadez, picores, calambres y cansancio en las piernas. Los signos serán varices, trastornos cutáneos (cianosis, dermatitis, pigmentación y úlceras en la piel) y tobillos hinchados o edema.

Los grupos de riesgo son personas que están mucho rato sentadas o de pie o predispuestas genéticamente.

Tratamiento homeopático para la circulación sanguínea

El tratamiento de la insuficiencia venosa estaría enfocado a enlentecer su progreso y prevenir la aparición de nuevas complicaciones. El objetivo es mejorar los síntomas con la homeopatía y prevenir las recidivas de úlceras para mejorar la calidad de vida.

La insuficiencia venosa que se manifiesta por tener las piernas hinchadas o cansadas, con sensación de pesadez, es conveniente tomar Hamamelis composé. Se toman 20 gotas tres veces al día, sobre todo en los meses de mucho calor. Se necesita un tratamiento de fondo.

Calcium fluoratum para la circulación sanguínea

Calcium fluoratum se usa en caso de varices. Es un medicamento que actúa sobre la constitución y de acción lenta. Ayuda a tonificar las venas, actúa en caso de distensión de las paredes de las venas.

Pulsatilla para la circulación sanguínea

Pulsatilla se usa si el sistema venoso y la circulación de las extremidades empeoran por calor o frío excesivos. El paciente tiene necesidad de tener las piernas en alto, puesto que empeoran los síntomas al tenerlas colgando. Las varices en Pulsatilla tienen un color azul profundo.

Sepia officinalis para la circulación sanguínea

Sepia officinalis es un medicamento indicado en todo lo que agrave la congestión venosa, como puede ser el calor o el sedentarismo. Se aconseja siempre que las modificaciones hormonales en la mujer – ciclos menstruales, embarazo, pubertad o menopausia, alteren la circulación sanguínea. Se utiliza para tratar varices que devienen del embarazo.

Hamamelis para la circulación sanguínea

Hamamelis está indicada tanto en varices como en hemorroides. Se suele asociar a otros tonificantes de las venas como Aesculus. Es un medicamento que tiene tropismo por el sistema venoso.

Lachesis mutus para la circulación sanguínea

Lachesis mutus un remedio muy bueno para aquellas varices que tienen manchas moradas, que parece que están a punto de reventar.

Es importante seguir una dieta adecuada para mejorar la circulación y prevenir la insuficiencia venosa. Tomar diurético, antioxidantes, Omega 3, potasio y fibra para evitar el estreñimiento nos ayudará.

Foto circulación sanguínea:  Public Domain CC0



Publicado en: Homeopatía

Leave a Reply

Be the First to Comment!

wpDiscuz