Bronceado con medicina natural

Bronceado con medicina naturalLa medicina natural cuenta con remedios que le ayudan a su piel a hacer frente al sol. Un bronceado es bonito si la piel está cuidada.

Llega el verano y queremos lucir un bronceado bonito. Pero hay que tener cuidado con el sol. Demasiadas horas expuestos al sol es dañino y envejece la piel.

El bronceado es la manera que tiene la piel para protegerse de los rayos ultravioleta que provienen del sol. En la capa dermis de la piel los melanocitos segregan melanina. La melanina es una sustancia que pigmenta la piel. La melanina se sintetiza en el cuerpo a partir de L-tirosina y cobre.

Cuando los rayos ultravioletas del sol llegan a la piel la melanina aflora en la epidermis o capa más externa de la piel. La melanina se deposita en la epidermis y se oxida cuando entra en contacto con los rayos ultravioleta. Es en este momento cuando la melanina pigmenta la piel de un color más oscuro, que es el bronceado.

¿Qué necesito para un bronceado bonito y duradero?

Vía tópica

Bronceado: FPS o factor de protección solar

El FPS o factor de protección solar debe ser el adecuado al tipo de piel. El FPS se calcula en base a la protección de la piel frente a los rayos ultravioleta tipo B. El factor de protección solar aumenta el tiempo en que una persona puede estar expuesta al sol sin llegar a quemarse.

Debe aplicarse veinte minutos antes de exponerse al sol. Debe repetir la aplicación cada media hora o cuando el piel transpire o se moje. La absorción natural de la piel combinado con el agua hacen que el factor de protección solar se diluya. Si nos aplicamos un factor de foto-protección solar también nos bronceamos.

Actualmente existen comercializados FPS o factor de protección solar que contienen moléculas que aceleran el bronceado. Por ejemplo, la marca bioderma.

Vía oral

Bronceado: Carotenoides: betacaroteno y licopeno.

Los carotenoides como el betacaroteno y licopeno protegen la piel de los radicales libres. Tomados dos meses antes de exponernos al sol preparan la piel. Los carotenoides previenen el eritema o la quemadura solar.

El betacaroteno intensifica y prolonga el bronceado. La dosis diaria del betacaroteno es de 10 a 30 miligramos y la del licopeno de 6 a 16 miligramos diarios.

Vitamina E

La dosis de vitamina E aconsejada es de 200 a 400 unidades internacionales, con las comida. La vitamina E es un antioxidante que protege las membranas de la célula. Los rayos ultravioleta que provienen del sol disminuyen los niveles  de vitamina E.

Vitamina C

La dosis de vitamina C recomendada varía de 1 a 3 gramos al día. La vitamina C combinada con bioflavonoides es más efectiva. La vitamina C evita el envejecimiento de la piel porque participa en la formación de colágeno y elastina. La vitamina C es un antioxidante que revierte los efectos negativos de la radiación ultravioleta  en la piel.

Los bioflavonoides son potentes antioxidantes y aumentan la biodisponibilidad de la vitamina C.

Polypodium leucotomos

El Polypodium leucotomos deriva de un helecho. El P. leucotomos es un fotoinmunoprotector. El P. leucotomos ayuda a conservar las células inmunitarias especialistas en combatir el cáncer de piel. También evitan la destrucción de colágeno.

El Polypodium leucotomos por su mecanismo de acción nos protege frente al cáncer de piel que produce la radiación ultravioleta procedente del sol. El P. leucotomos reduce el enrojecimiento de la piel cuando nos exponemos al sol.

Tomar el sol: ¿si o no?

Tomar el sol es bueno pero siempre sin exageraciones. Tome muchas precauciones. Debe evitar la exposición solar en horas críticas. Renovar su factor de protección solar cada media hora. Es conveniente beber agua o zumos, hay que hidratarse. Si está tomando medicamentos asegúrese de que no sean fotosensibles.

No exponga a sus peques durante mucho tiempo al sol. El capital solar se agota a medida que nos vamos exponiendo al sol. Y con él la autodefensa del cuerpo contra el sol.

Recuerde que un exceso de sol envejece la piel y puede provocar cáncer de piel. La medicina natural le puede ayudar a prevenir el fotoenvejecimiento. Prepare su piel por dentro y por fuera antes de exponerse al sol de forma continua.

 Foto: aboutpixel.de / Einsame Liegestühle zu vermieten © Eisbäääär



Publicado en: Medicina natural

Leave a Reply

Be the First to Comment!

wpDiscuz