Antimonium tartaricum para el asma

Antimonium tartaricumAntimonium tartaricum tiene en la homeopatía su acción principal sobre las mucosas respiratorias y sobre la piel.

Se prescribe cualquier problema a nivel pulmonar en el que la respiración sea difícil y la expectoración del moco complicada o incluso imposible.

¿Cuándo prescribimos Antimonium tartaricum?

En cualquier complicación respiratoria, aguda o crónica con dificultad para respirar y para expectorar.

En niños pequeños para tratar bronquitis, bronquiolitis y asma.

En ancianos para tratar asma, broncopatías agudas o crónicas, con dificultad para respirar.

También en el anciano que sufre tratornos respiratorios crónicos con cansancio, palidez y somnolencia.

Características del Antimonium tartaricum

El paciente tiene dificultad para respirar, mucosidad muy espesa y una expectoración difícil.

Tiene somnolencia, está pálido y cansado. Mejora cuando expectora y estando sentado.

Indicaciones clínicas

Asma, bronquiolitis o bronquitis crónicas obstructivas, con una mucosidad espesa y difícil de expectorar. Insuficiencia respiratoria.

Visite también nuestra sección Todo sobre alergias.

Visite nuestra sección: “Los 36 semipolicrestos de la homeopatía”

Foto: Gerd Altmann  / pixelio.de



Leave a Reply

Be the First to Comment!

wpDiscuz