Alergia a los alimentos de soja

Alergia Soja Cada vez son más las personas que tienen alergia o intolerancia a alimentos. Un ejemplo de ello es la alergia a la soja. La alergia a la soja es cada vez más común. Conocer sus síntomas y cómo diagnosticarla te ayudará a evitar aquellos alimentos con soja a los que eres alérgico.

Si tenemos en cuenta que la soja cada vez tiende a ser más conocida y consumida por parte de muchas personas cada año, en cierto sentido podríamos indicar que se entiende que cada vez sea mayor el número de alérgicos a la soja.

No porque, debemos tenerlo claro, el consumo de soja cause la alergia, sino porque son personas que desde un principio presentan una reacción a los preparados a base de soja desde lactantes, que persiste hasta que son adultos.

De ahí que esta alergia a la soja no sea identificada y diagnosticada hasta que son adultos (por ejemplo, por consumir la famosa leche de soja), como puede ocurrir con cualquier otra intolerancia alimentaria o alergia, como es el caso de la intolerancia a la lactosa y la alergia al gluten.

Aunque se trata de una alergia cuyos síntomas de la alergia a la soja tienden a no ser graves, sí debemos conocerlos y tener siempre presente si éstos aparecen después de haber consumido soja o alimentos elaborados con ella, para darnos cuenta de si podemos o no ser alérgicos a ella.

Síntomas de la alergia a la soja

Los síntomas de la alergia a la soja que te indicamos a continuación tienden a aparecer desde unos pocos minutos hasta una hora después de haber consumido soja:

  • Hinchazón en labios, cara, lengua, garganta y otras partes del cuerpo.
  • Hormigueo en la boca.
  • Problemas de piel: urticaria, eczema o picazón.
  • Úlceras en la boca.
  • Dificultad para respirar y/o respiración sibilante.
  • Dolor abdominal acompañado con diarrea, náuseas o vómitos.
  • Mareos y desvanecimientos.

Aunque como te indicábamos anteriormente, esta alergia tiende a causar unos síntomas que podrían ser considerados como leves, lo cierto es que en algunas personas pueden llegar a ser graves o muy graves, por lo que debemos tener también en cuenta los siguientes síntomas y acudir el médico rápidamente si aparece alguno de ellos:

  • Fuerte caída de la presión arterial.
  • Pulso rápido o taquicardia.
  • Pérdida del conocimiento.
  • Aturdimiento.
  • Anafilaxia:  constricción de las vías respiratorias, incluyendo la inflamación de garganta.

¿Cómo reducir la alergia a la soja?

Aunque es cierto que la alergia a la soja no se puede curar, está claro que sí se pueden reducir sus síntomas. Para ello resulta clave evitar el consumo de aquellos alimentos de soja o elaborados con soja.

Es fundamental leer las etiquetas de los alimentos, y prestar atención a los siguientes ingredientes:

  • Lecitina.
  • Monodiglyceride.
  • Glutamato monosódico (MSG).
  • Proteína vegetal hidrolizada (HVP).
  • Proteína vegetal texturizada (TVP).
  • Goma guar.

Teniendo en cuenta que la soja se utiliza como ingrediente para la elaboración de los alimentos, la clave está en identificar aquellos productos que no podemos comer.

Visite también nuestra sección Todo sobre alergias

Texto: Christian Pérez, Natursan  Más información en Alergia a la soja CC algunos derechos reservados. Foto: Public Domain



Publicado en: Alergias

Leave a Reply

Be the First to Comment!

wpDiscuz