Alergia a los alimentos de soja

Cada vez son más las personas que tienen alergia o intolerancia a alimentos. Un ejemplo de ello es la alergia a la soja. La alergia a la soja es cada vez más común. Conocer sus síntomas y cómo diagnosticarla te ayudará a evitar aquellos alimentos con soja a los que eres alérgico.

Si tenemos en cuenta que la soja cada vez tiende a ser más conocida y consumida por parte de muchas personas cada año, en cierto sentido podríamos indicar que se entiende que cada vez sea mayor el número de alérgicos a la soja.

No porque, debemos tenerlo claro, el consumo de soja cause la alergia, sino porque son personas que desde un principio presentan una reacción a los preparados a base de soja desde lactantes, que persiste hasta que son adultos.

De ahí que esta alergia a la soja no sea identificada y diagnosticada hasta que son adultos (por ejemplo, por consumir la famosa leche de soja), como puede ocurrir con cualquier otra intolerancia alimentaria o alergia, como es el caso de la intolerancia a la lactosa y la alergia al gluten.

Aunque se trata de una alergia cuyos síntomas de la alergia a la soja tienden a no ser graves, sí debemos conocerlos y tener siempre presente si éstos aparecen después de haber consumido soja o alimentos elaborados con ella, para darnos cuenta de si podemos o no ser alérgicos a ella.

Síntomas de la alergia a la soja

Los síntomas de la alergia a la soja que te indicamos a continuación tienden a aparecer desde unos pocos minutos hasta una hora después de haber consumido soja:

  • Hinchazón en labios, cara, lengua, garganta y otras partes del cuerpo.
  • Hormigueo en la boca.
  • Problemas de piel: urticaria, eczema o picazón.
  • Úlceras en la boca.
  • Dificultad para respirar y/o respiración sibilante.
  • Dolor abdominal acompañado con diarrea, náuseas o vómitos.
  • Mareos y desvanecimientos.

Aunque como te indicábamos anteriormente, esta alergia tiende a causar unos síntomas que podrían ser considerados como leves, lo cierto es que en algunas personas pueden llegar a ser graves o muy graves, por lo que debemos tener también en cuenta los siguientes síntomas y acudir el médico rápidamente si aparece alguno de ellos:

  • Fuerte caída de la presión arterial.
  • Pulso rápido o taquicardia.
  • Pérdida del conocimiento.
  • Aturdimiento.
  • Anafilaxia:  constricción de las vías respiratorias, incluyendo la inflamación de garganta.

¿Cómo reducir la alergia a la soja?

Aunque es cierto que la alergia a la soja no se puede curar, está claro que sí se pueden reducir sus síntomas. Para ello resulta clave evitar el consumo de aquellos alimentos de soja o elaborados con soja.

Es fundamental leer las etiquetas de los alimentos, y prestar atención a los siguientes ingredientes:

  • Lecitina.
  • Monodiglyceride.
  • Glutamato monosódico (MSG).
  • Proteína vegetal hidrolizada (HVP).
  • Proteína vegetal texturizada (TVP).
  • Goma guar.

Teniendo en cuenta que la soja se utiliza como ingrediente para la elaboración de los alimentos, la clave está en identificar aquellos productos que no podemos comer.

Texto: Christian Pérez, Natursan  Más información en Alergia a la soja CC algunos derechos reservados. Photo: CC0 Public Domain


Deja un comentario!

Be the First to Comment!

Notify of
wpDiscuz