Aceite de Krill Antártico, fuente de omega 3

El Krill Antártico es un crustáceo o una especie de gamba muy pequeña, que sirve de alimento a las focas, pingüinos y sobre todo a las ballenas.

De las más de 85 especies de crustáceos que existen en el ecosistema del sudoeste del océano Atlántico, la más importante es la especie Euphasia Superba.

Esta especie de Krilll Antártico (Euphasia Superba) aporta los nutrientes que lo hacen especial para ser incluido en la dieta.

El aceite de Krill Antártico aporta omega-3, omega-6, omega-9. El Krill aporta fosfoslípidos, antioxidantes, vitamina A, B y E, colina, selenio, oligoelementos como el zinc y cobre y además tiene un elevado contenido en proteinas (el 63,7% del peso seco de la carne) de alto valor biológico.

El aceite de krill también posee liposomas que son pequeños vehículos que transportan los ácidos grasos directos a las células del cuerpo.

Propiedades terapéuticas del Krill Antártico

Sistema inmune

Contiene de forma natural el ácido glutámico, prolina, glicina, cisteina y selenio. Esta combinación es esencial pera generar glutatión peroxidasa, la cúal es muy importante para el buen funcionamiento del sistema inmune, es decir, para nuestras defensas.

A nivel estructural en las células y tejidos

Sin duda el componente estrella del aceite de krill Antártico es el omega-3 (EPA y DHA) que está en forma de fosfolípidos y esto facilita el paso del omega-3 a través de las membranas celulares, por lo tanto se absorbe mejor que el omega-3 del aceite de pescado que muchas veces viene en forma de triglicéridos.

Los omega-3 en forma de fosfolípidos son necesarios para mantener a las células sanas. El cerebro necesita de estos fosfolípidos que intervienen en la estructura del tejido cerebral (DHA).

También estos omega-3 en forma de fosfolípidos  se utilizan en el organismo para crear las membranas de los glóbulos rojos, el tejido de las articulaciones, dan mayor elasticidad a las membrana de las células  facilitando el paso de nutrientes al interior celular.

Desarrollo y funcionamiento del cerebro

Ayuda al desarrollo del cerebro y mejora su función. Mejora la memoria y concentración.

Potente antioxidante: antienvejecimiento

El Krill es un potente antioxidante. Entre los antioxidantes destaca la astaxantina. La astaxantina también se encuentra en las algas (fitoplacton), principal alimento del Krill.

La astaxantina es un carotenoide que por su elevado poder antioxidante (diez veces más que la vitamina A) retrasa el envejecimiento celular y orgánico.

Otros antioxidantes que posee el Krill son vitamina A, E, luteina, licopeno, selenio, zinc y cobre.

Osteoporosis y articulaciones

El aceite de Krill es antiinflamatorio. Por lo que también es efectivo en el tratamiento de la osteoartritis. Disminuye el dolor  y la rigidez de las articulaciones y mejora la movilidad.

Sistema cardiovascular: colesterol

El aceite de Krill reduce los niveles  de “colesterol malo” o LDL y también los de triglicéridos. Así mismo, aumenta los niveles de “colesterol bueno” o HDL.

Síndrome premenstrual

También es eficaz para tratar el síndrome premenstrual por tener proporciones adecuadas de omega-3 y omega-6. Se aconsejan dosis altas, 2 gramos al día durante diez días.

Empezamos a tomar el aceite de Krill en este caso una semana antes de que esté previsto que baje la regla. El aceite de Krill mejora la depresión, irritabilidad y el dolor del síndrome premenstrual.

Piel, cabello y uñas

El Krill fortalece el cabello, las uñas y nutre la piel gracias a su elevado valor nutricional.

Otras posibles propiedades del Krill

Se está estudiando los posibles beneficios del aceite de Krill en:

Cáncer, sobre todo cáncer de mama, próstata y piel.

Esclerosis múltiple.

Déficit de atención e hiperactividad, sobre todo en niños.

Quién lo puede tomar

Cualquier persona como tratamiento de mantenimiento por sus múltiples propiedades. Pero en especial, está indicado en personas de la tercera edad ya que retrasa el envejecimiento de las articulaciones y el envejecimiento celular y de los distintos órganos. Y está altamente recomendado para deportistas y jóvenes en edad de crecimiento por su alto valor nutritivo y proteico.

Contraindicado

Si está tomando anticoagulantes. El aceite de Krill contiene omega -3 que le da propiedades anticoagulantes.

Hay que dejar de tomar aceite de krill una semana antes de una operación, por ejemplo. Consulte al médico antes de tomar aceite de Krill si está tomando medicamentos anticoagulantes.

Si es alérgico al marisco o crustáceos.

Foto: Uwe Kils



Publicado en: Colesterol, Medicina natural

Leave a Reply

Be the First to Comment!

wpDiscuz